slotMusic

I was going to put here a full translation of my rant about slotMusic, that new misbegotten product shit out by SanDisk and the Big Labels, but it’d would be a bit redundant given the reactions throughout the blogosphere; so I’ll just list out the more salient points:

  • Big Labels refuse to accept the way people listen to music. Myself I prefer bits to atoms.
  • Here in Mexico the initiative will be an utter failure, because of costs to the user. I give an example in my original post, about a calafiero looking into slotMusic and telling the format to fuck off.
  • I’m done carrying music in binders, with the risk of getting robbed when I take it out to switch the damn little MicroSD cards on my device.
  • Big Labels are the internet’s laughingstock and are just zombified shells of their former selves.
  • We need a lossless alternative to the mp3 format, like FLAC.
  • Putting this out during the end of an economic era, during which the common consumer barely manages to have enough money to eat, takes cojones.
  • If the MicroSD cards are cheap enough, it might be cheaper to buy an album, delete the music and then use the card on your cellphone or digital camera.

All in all, an inferior product, compared to what is already out there.

slotMusic

Es una chingadera. Y no soy el único que piensa lo mismo al respecto. Gente mas conectada e inteligente que yo ya lo dice.

Las disqueras se rehúsan a aceptar la forma en que la gente escucha su música ahora; a la par que los viejos medios se apresuran a ignorar este hecho. A estas alturas me inclino mas a tener mi música en bits que en átomos.

Cierto que en Estados Unidos lleva las de perder debido al gusto que la gente ya le agarro el gusto a tener su música en su PMP. Aquí en México la cosa parecería no ser tan clara, pero existe una razón mucho mas simple para que esta iniciativa simplemente nunca despegue.

La razón que doy? Costo.

Pondré un caso que acabo de idear… un calafiero (entiéndase un chófer de una calafia, transporte amado y odiado de esta ciudad que es Tijuana).

Un sistema de sonido, por mas barato que sea, toca CDs. Con un poco mas de dinero se puede conseguir un sistema que toque archivos mp3, ya sea desde un dispositivo USB o desde un disco. Puedo comprar un CD original y sacarle un respaldo para traerlo en la calafia. En los puestos de piratería de todos lados venden discos retacados de archivos mp3 de cierta calidad, pero a un costo muy conveniente. Por una cantidad relativamente baja de dinero puedo tener harta música para escuchar a lo largo del día — relativa por que por lo regular lo mas caro de un sistema de sonido es el amplificador y el ecualizador, no el estéreo, donde uno controla la música.

Para yo poder hacer uso de esta madre, slotMusic, tendría que comprar un estéreo nuevo que soporte el sistema y que costará mas de lo normal por ser algo nuevo. De ahí tendría que ver donde conseguir las tarjetas de música, y pagarlas. Cuidar no perderles también, con eso de que están bien chiquitas.

Los argumentos que un calafiero real diría llevarían mas chingaderas, pinches, madres, y puteros, pa’ terminar con un sonoro hazme el chingado favor cuando vean lo que les costaría hacer el cambio.

No pues así no conviene. Mejor seguir comprando CDs con archivos mp3, mas música por menos dinero. Todo esto sin tomar en cuenta la inseguridad, por que en una de esas lo asaltan a uno y se llevan el estéreo con los discos originales que encuentren. Para eso mejor comprar un aipo, llevarlo a un cibercafé pa’ que lo llenen de música y después usar el line-in del estéreo para escuchar la música.

Yo en lo personal tampoco estoy dispuesto a dejar atrás la conveniencia de cargar gigas y gigas de música en mi iPod a cambio de comprar un aparato nuevo que nomas puede con un álbum a la vez, cargando el resto en una carpeta en mi mochila, como las carpetas de CDs que taxistas y camioneros suelen cargar. Quiero mas música? A sacar la carpetita de tarjetas microSD y cambiarla en el aparato.

Rogando que ninguna de las tarjetitas se me pierdan. O peor aun, que algun amante de lo ajeno me vea.

No hago mencion de que la música no tendrá DRM, ni que este nuevo formato cuenta con el respaldo de las cuatro disqueras grandes y el apoyo de gigantes del comercio como Best Buy y Wal-Mart. Las disqueras son el hazmerreir de todos mientras dan patadas de ahogado demandando a sus clientes. Best Buy y Wal-Mart son — con justa razón — denigrados en sitios como The Consumerist. No hago uso del argumento que a estas alturas ya hay que ir pensando en un sustituto lossless para el mp3, como un archivo FLAC, que ofrezca mayor calidad.

Lanzar esto y pretender que la gente le invierta dinero durante el fin de una era económica, durante la cual el consumidor común y corriente con trabajos y le alcanza el dinero para comer, toma muchos cojones.

Las tarjetitas parece que serán de 1GB cada una, así que si las dan abajo de 10 USD ya es ganancia. Borras la música y usas la tarjeta en tu celular/cámara fotográfica. Lastima que no sera muy entretenido ver que tan bajo llegaran con tal de empujarnos su inferior producto.